Muffins de chocolate

Cómo preparar muffins de chocolate. Con la globalización, culinariamente hablando, tenemos al alcance de la mano preparaciones y platos que antes sólo podíamos disfrutar en su país de origen.

Ejemplo de ello son todas las recetas de postres que encontraréis en el blog, pero hoy nos vamos a centrar en un en concreto los muffins.

Seguramente a muchos se nos viene a la memoria esos que venden en una conocida cadena de cafeterías estadounidenses, donde además de acomodarnos en un sofá podemos acompañar al café con este dulce. Me refiero a los muffins de chocolate, que es lo que hoy hemos preparado.

Los muffins americanos serían el equivalente a nuestras magdalenas. Existen pequeñas diferencias entre ellos y las clásicas magdalenas de chocolate, no tanto por el tipo de ingredientes, mantequilla, harina, azúcar son comunes, como en las proporciones en las que se utilizan. Quizá los muffins tengan un sabor un poco menos dulce y se preparan con multitud de sabores, tanto dulces como salados, consumiéndose, principalmente para meriendas y desayunos.

Aunque el origen de esta preparación se encuentra en Inglaterra, donde existen referencias escritas desde 1703, no debemos confundir los muffins ingleses con los americanos.

Los muffins ingleses, son unos panecillos esponjosos que se hornean sin molde y que se consumen solos o como pequeños bocadillos a la hora del té. Una receta perfecta para amantes incondicionales del chocolate como yo, ya que entre sus ingredientes además del chocolate, está el cacao sin azúcar, con lo que conseguimos un intenso sabor que, si os pasa como a mí, estoy seguro de que os encantarán.

Preparación de los muffins de chocolate

  1. Por un lado mezclamos los ingredientes sólidos, la harina, el cacao, la levadura y la sal. Reservamos. En un cuenco mezclamos la leche entera con el zumo de medio limón. Dejamos reposar durante 15 minutos, así conseguiremos un buttermilk casero.
  2. Derretimos la mantequilla en el microondas y la reservamos. En un bol batimos los huevos con el azúcar. Mezclamos bien hasta crear una crema espumosa. Añadimos la mantequilla derretida y el buttermilk. Mezclamos bien.
  3. Incorporamos los ingredientes secos y, con unas varillas mezclamos hasta integrar. No es necesario que trabajemos demasiado la mezcla, se trata sólo de integrar los sólidos con los líquidos.
  4. Con un cuchillo troceamos el chocolate 70% cacao en daditos pequeños. No importa que nos queden irregulares o de diferentes tamaños. Apartamos ¼ del chocolate y el resto lo añadimos a la masa de los muffins. Removemos para repartirlos por toda la masa.

Horneado y presentación final de los muffins de chocolate

  1. Encendemos el horno para precalentarlo a 190º C y mientras rellenamos las cápsulas con la mezcla, dejando siempre 1/3 de la altura libre.
  2. Tenemos que tener en cuenta que la masa subirá por eso es necesario que dejemos un espacio libre, sin rellenar.
  3. Repartimos el chocolate troceado que tenemos apartado sobre todos los muffins y horneamos durante 20 minutos a 190ºC con calor por arriba y por abajo y sin ventilador.
  4. Retiramos del horno la bandeja de los muffins y los colocamos sobre una rejilla hasta que se enfríen totalmente.
  5. Lo perfecto es que los tomemos recién hechos. Una vez que estén templados, los trocitos de chocolate estarán fundidos en cada bocado. Imaginad estos muffins acompañando a un vaso de leche puede ser una merienda o un desayuno de rechupete.

Si os queda alguno para el día siguiente, no os preocupéis si se vuelven un poco duros. Podemos meterlos durante 5 o 6 segundos en el micro y volveremos a disfrutar con su sabor y su textura.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso de esta receta casera en el siguiente álbum.

Source link